El marketing en constante cambio

Desde que la gente ha tenido algo que vender, ha existido el marketing, pero la efectividad de estos métodos de comercialización ha aumentado y disminuido durante miles de años, a medida que los consumidores y sus tecnologías avanzan a un ritmo cada vez más rápido, hemos tenido que cambiar las reglas del juego. En un momento, la tecnología de punta se limitó a solo un pequeño segmento de la población, y estos avances se extendieron lentamente a las masas a lo largo de los años. Ahora, las tasas de apropiación de estas son más rápidas que la velocidad de la luz. Depende de nosotros como especialistas en marketing mantener el ritmo en este mundo abarrotado y acelerado, si quieres que se escuche tu mensaje.

Hoy en día, el marketing es mucho más complejo a medida que el mundo avanza rápidamente su interfaz digital. Ya no es suficiente anunciar el atractivo de la marca a cambio de facturación. Las marcas deben ser percibidas como conscientes, confiables y empáticas.

El papel del vendedor, también se ha hecho bastante complejo a medida que el mundo se acerca más a la era digital entre el hombre y el comercio. La sobrecarga de información es desalentadora y difícil de conceptualizar.

Las empresas se ven obligadas a compartir información, mientras se esfuerzan por convertirse en entes confiables sobre temas que apoyan sus objetivos comerciales, y para aumentar la presencia de su marca. Con esta era digital, las personas ahora creen estar facultadas para convertirse en asesores sobre cualquier tema, lo que dificulta la separación de la información disponible de la información confiable. Como resultado de este flujo de información de doble filo, el desorden es intenso y puede comprometer los sitios donde la gente elige obtener información.

Además del volumen de información, la velocidad a la que esta atraviesa el espacio digital ha hecho que esto sea un reto, porque la información siempre está activa y existe una gran necesidad de que los comunicadores también estén disponibles 24/7. Tan pronto como la información esté disponible, surge una nueva. Nosotros como expertos debemos responder inmediatamente, lo que también se traduce en necesidades de toma de decisiones instantáneas. Los comunicadores necesitamos poder para responder, lo que incluye tener las herramientas y el apoyo de liderazgo para hacerlo.

Elegir la plataforma correcta

Debemos asegurarnos de que hemos probado las prácticas de los usuarios y de que se puede llegar a ellos con éxito, utilizando las herramientas de entrega de mensajes seleccionadas. No todas las plataformas son el recurso correcto, además, dado que los consumidores pueden usar plataformas digitales a su gusto, es posible que los mensajes dirigidos a menudo sean impredecibles. Por esta razón, nosotros como profesionales debemos asegurarnos de estar al tanto de los desarrollos en el espacio digital y utilizar la analítica de manera inteligente, para tomar decisiones informadas sobre las plataformas utilizadas contra el formato, el propósito y la importancia del mensaje.

El constante rediseño y crecimiento en las plataformas digitales también amplifica el problema. Las plataformas que tienen una gran demanda hoy en día pueden disminuir o perder credibilidad en un instante. Por lo tanto, es necesario tener ganancias suficientes en múltiples plataformas, asegurando continuamente que las propias plataformas estén alineadas con los principios y valores centrales de nuestra marca.

No es suficiente utilizar una plataforma, porque existe o porque es popular, debe cumplir un propósito y proporcionar un buen impulso para continuar asignándole presupuesto. La analítica de la plataforma en sí debe ser ponderada contra la entrega de valor del mensaje. Algunas plataformas se adaptan mejor a la respuesta visual, que puede no ser compatible con el propósito del mensaje. Por lo tanto, las plataformas deben evaluarse en términos de alcance de mercado, respuesta directa y valor de uso en función del propósito del mensaje.

Lo más importante es que el consumidor de ´hoy´ ha trascendido los patrones de compra históricos porque están más informados, ahora pueden verificar la información y desafiar los mensajes en conflicto.

Publicidad

Además de la cantidad, los consumidores ahora están expuestos a información que pone a prueba los principios preconcebidos de los anunciantes en el pasado. Ya existe una nueva dinámica que juega con el concepto de la familia y la comunidad. La comunidad ahora es reemplazada por la singularidad, la individualidad. Ya no es posible que una marca sea una compra popular para toda la familia o comunidad. Las personas pueden preferir comprar marcas que respalden el valor personal frente al valor familiar.

Piensa en marcas multinacionales de alimentos y bebidas que promueven la sensación de euforia al compartir una comida, estas mismas marcas ahora están siendo desafiadas ya que pueden estar asociadas a tendencias destructivas para la salud y el medio ambiente. El consumidor, ahora se enfrenta al discurso de comprar la marca con el riesgo de promover la salud personal y la descomposición ambiental.

En este momento, necesitamos crear una narrativa contextual donde estas marcas se perciban de manera diferente, se necesita dedicar mucho tiempo y esfuerzo a promover un discurso positivo.

Por lo tanto, para que el marketing tenga éxito, la narrativa debe ser dinámica, reconocer al individuo, pero enfocarse en el público. Debes demostrar la responsabilidad de la marca, pero defender las decisiones corporativas.

Para superar todos estos obstáculos, nosotros como profesionales del marketing de la nueva era necesitamos estar al tanto de los desarrollos en el espacio digital y tomar una decisión consciente de predecir el “futuro”. Será necesario realizar un seguimiento cuantitativo y cualitativo del rendimiento de la marca con respecto a las plataformas utilizadas, este mismo rendimiento, también deberá evaluarse en función de los contextos ambientales, comerciales y globales existentes.

Lo más importante es residir en el mismo espacio de información que el del consumidor.

WhatsApp chat