¿Qué es el Retargeting?

Solo el 3% de los visitantes de una página web realizan la acción que deseas que hagan, por ejemplo, comprar un producto. El 97% restante sale de la página sin comprar. Es muy probable que estos usuarios sigan interesados ​​en el producto y solo quieran obtener más información o no estén de humor para hacer la compra en ese momento. En consecuencia, a esto, es particularmente importante en el e-marketing recordarles tu marca y productos a los usuarios después de una visita la página y así facilitarle el regreso al sitio. La palabra mágica para esto es Retargeting, a menudo también llamado Remarketing. El Retargeting describe el proceso de publicidad renovada que se dirige a un usuario que ya ha visitado el sitio web.

¿Cómo funciona?

Es una tecnología basada en cookies que utiliza un código JavaScript simple para “seguir” anónimamente a tu audiencia en toda la Web.

Colocas un código pequeño y discreto en tu sitio web (píxel). El píxel, es imperceptible para los visitantes y no afectará el rendimiento de tu sitio. Cada vez que un nuevo visitante llegue, el código suelta una cookie de navegador anónima. Más tarde, cuando tus visitantes naveguen por la Web, la cookie le permitirá a tu proveedor de reorientación saber cuándo publicar los anuncios, lo que garantiza que se muestren solo a personas que hayan visitado tu sitio anteriormente.

A partir de estos datos, se pueden crear listas de Retargeting (grupos objetivo) en el servidor de anuncios. A los usuarios de estas listas se les pueden mostrar anuncios dirigidos dentro de su flujo de Facebook o en millones de otros sitios web.

Debido a la sensibilidad del tema de la protección de datos en Internet, al implementar el fragmento de código, es esencial asegurarse de que todo el proceso cumpla con las regulaciones de protección de datos. Esto se puede hacer publicando una nota en la página web.

Es tan efectivo porque enfoca su inversión publicitaria en personas que ya están familiarizadas con tu marca y que recientemente han demostrado interés. Es por eso que la mayoría de los especialistas en marketing que lo usan ven un ROI más alto que el de la mayoría de los otros canales digitales.

A partir de estos datos, se pueden crear listas de reorientación (grupos objetivo) en el servidor de anuncios. A los usuarios de estas listas se les pueden mostrar anuncios dirigidos dentro de su flujo de Facebook o en millones de otros sitios web.

Debido a la sensibilidad del tema de la “protección de datos en Internet”, al implementar el fragmento de código, es esencial asegurarse de que todo el proceso de Retargeting cumpla con las regulaciones de protección de datos. Esto se puede hacer publicando una nota en tu página.

El usuario es atraído repetidamente al sitio web mediante el Retargeting. Alguien que inicialmente estaba indeciso puede realizar la conversión en la segunda o tercera visita. Dado que su interés ya ha sido señalado, volver a dirigirse a él suele ser mucho más eficaz que colocar anuncios.

Si bien este enfoque dirigido es casi imposible en el mundo offline, en el marketing online existe la posibilidad de analizar con precisión el comportamiento del usuario mediante el seguimiento y la reorientación. De esta manera, puedes dirigirte a los usuarios en gran medida en función de su posición actual en su recorrido personal. Con los datos correctos, es posible aumentar drásticamente la relevancia y evitar casi por completo el desperdicio de publicidad.

En lugar de utilizar una lista de Retargeting general y apuntar a todos en esa lista con el mismo anuncio, opta un enfoque granular. Para ello, los usuarios se segmentan en diferentes targets en función de su comportamiento dentro del sitio web, se habla a cada uno de ellos específicamente y cada dirección se aborda con anuncios, banners publicitarios y mensajes publicitarios que se adaptan específicamente a su posición en el embudo de conversión.

Para concluir, más del 90% de los anunciantes que utilizan el Retargeting como medida de marketing, pero solo utilizan un pequeño presupuesto para ello.

El Target de orientación suelen tener los mejores KPI. Especialmente cuando ubica a los usuarios dentro del embudo de conversión, la publicidad con mensajes publicitarios específicos y creativa puede tener mucho éxito.

La mayor limitación del Retargeting es la dificultad de escalabilidad, por lo que hay que asegurarse siempre de que se dirijan a tu página web suficientes usuarios nuevos, a los que se podrá volver a dirigir con las medidas adecuadas.

WhatsApp chat