Twitteratura y el marketing”

Todos conocemos twitter, en este blog hemos hablado acerca de la app del pájaro azul en el pasado, de hecho le dedicamos una entrada completa hace poco tiempo. Es una herramienta muy poderosa (como todas las redes sociales) a la hora de hacer campañas publicitarias, el marketing digital se aplica a tecnologías y plataformas tradicionales pero se caracteriza por combinar estrategias de comercialización en medios digitales.

Twitteratura:

Sí, esto existe, es bastante popular y si usas la app, probablemente lo has estado consumiendo todos estos años sin saber que lo hacías. Twitter es una red social que data desde principios de la década de los 2000, más específicamente fue lanzado en 2006 y las primeras novelas de este sitio empezaron a surgir un par de años después, en 2008.

Trabajos creativos especialmente diseñados para esta plataforma, con su riguroso pero retador máximo de caracteres (140). Se lanzaban historias cortas o pequeñas anécdotas. Una vez que la gente se fue acostumbrando al internet y a la red social, se expandió el horizonte de lo que era twitter.

Era un lugar en donde dejar tus pensamientos y sentimientos pero también un lugar acogedor en donde publicar relatos. La app continuó desarrollándose y evolucionando, justo como nosotros. En 2017 se expandió el limite de caracteres de 140 a 280 y también fueron introducidos los famosos hilos de twitter (si quieres saber más al respecto, te recomiendo te des una vuelta por el blog anterior).

La gente supo aprovechar todas estas herramientas y no tardaron mucho en surgir las primeras historias famosas internacionalmente. El término “Twitteratura”, como tal, es difícil saber con certeza cuando surgió, pero fue popularizado a mediados de 2018.

Algunos lo consideran como un género literario pero realmente es una adaptación de los géneros ya existentes a las redes sociales o en donde es más popular, Twitter. La escritura es experimental y colectiva, ya que como toda red social, tiene un alcance de personas muy grande. La gente puede comentar e interactuar entre ellos y con el autor.

Marketing:

La Twitteratura es un concepto interesante, si eres gran consumidor de redes sociales, probablemente ya te habías topado con ella pero no sabías como se le conocía. No es algo exclusivo de Twitter el contar relatos pero es donde se popularizó. Usualmente vemos capturas de pantalla en otras redes sociales pero el material de origen es Twitter.

Actualmente consumimos mucho producto de distintos usuarios o influencers, a veces estos impulsan más a las marcas que sus páginas oficiales. La colaboración entre vendedores y consumidores es cada vez más cercana.

Gracias a las redes sociales, las compañías y marcas tienen un mejor acceso a la mente del consumidor, pueden ver sus opiniones acerca de los productos en un santiamén. Se invierte en personas regalando productos, llevándolos a eventos, pagando o asociándose con ellos para que promocionen la marca con sus seguidores.

Utilizando la Twitteratura no sólo puedes dar a conocer tu producto, también puedes darte a conocer a ti mismo. Un relato de misterio o de terror es lo que se ha comprobado atrae y atrapa a muchísima gente, dependiendo de como lo estructures y narres, los puedes tener enganchados por muchísimo tiempo.

Por poner un ejemplo: Adam Ellis.

Pionero de los hilos de Twitter, logró conseguir más de medio millón de seguidores a lo largo de todo su relato de “Dear David”. Supo aprovechar la función de los hilos y llevo sus publicaciones a ser trending topic en más de una ocasión. Cientos, a veces miles de personas comentaban sus tweets, teorizando o debatiendo acerca del futuro de Ellis o la veracidad de la historia.

RedMonkey:

Otro caso fue el de Red Monkey, el hilo interactivo de misterio que atrapó a gente de todo el mundo. Personas se cuestionaban si era real o no. Ciertamente era más “creíble” que Dear David, tratándose de temas paranormales. Para los escépticos fue más fácil subirse al tren de Neal García, la chica que publicaba tweets en su cuenta acerca de como había encontrado un celular en la calle y buscaba a su dueño.

Poco a poco relevándose información más pertubadora acerca del dueño y de su paradero. La historia enganchó a personas durante todo el tiempo que le tomó desarrollarse y finalmente culminar en un póster oficial de la historia de ciencia ficción que acabábamos de presenciar.

Todo había sido ideado por un par de personas meses atrás. Consiguieron una cuenta de Twitter antigua, borraron publicaciones y le dieron una nueva identidad. Contrataron una actriz y se pusieron a escribir la historia, la cual fueron soltando lenta y orgánicamente en un hilo de twitter.

Samsung colaboró con ellos, varios celulares y dispositivos de la marca fueron promocionados naturalmente en los tweets. Product placement bien hecho. Red Monkey fue todo un éxito, ayudó a impulsar la carrera de las personas detrás del proyecto y especialmente, ayudó a popularizar la Twitteratura para los hispanohablantes.

Ahora que te encuentres navegando por redes sociales y te topes con algún nuevo hilo, préstale suma atención si es que te ha intrigado, puede ser que sea algo verídico o puede que sea ficticio. Si te entretiene, eso es lo que en verdad cuenta.

WhatsApp chat