Likes ¿factor de éxito?

Los me gusta en una página de Facebook o los seguidores en Instagram a menudo se usan como una medida del éxito digital, pero la realidad es que dicen muy poco, en su lugar aquí te diremos que métricas realmente debes revisar para ver si realmente estás teniendo éxito.

Durante años, los que manejan cuentas en Facebook hemos hecho mucho para recopilar tantos me gusta como sea posible en las páginas para marcas y empresas, porque la cantidad de likes en una página de Facebook a menudo se considera un indicador del éxito digital, a menudo también como comparación con la competencia. Además, muchas marcas todavía creen que una gran base de fans aumenta automáticamente la visibilidad de su contenido. Sin embargo, el número de seguidores en Facebook no dice nada acerca de las cosas realmente importantes que las marcas deben abordar. Es decir, cuán activa es la propia comunidad o si se han alcanzado los objetivos corporativos deseados.

Una forma popular de aumentar el número de la página es anunciarla para que la gente sume sus likes, pero es que es relativamente costoso. Además, Facebook no necesariamente muestra estos anuncios a los usuarios que puedan estar particularmente interesados ​​en la página, sino que a menudo simplemente muestra a los usuarios que tienden a gustarles las páginas en general rápidamente. Un fanático “comprado” no está necesariamente interesado en el contenido de la compañía y es aún menos probable que quiera comprar tus productos.

Un ejemplo también muestra que no vale la pena financieramente reclutar fanáticos: para 1000 nuevos seguidores, que tienden a que les gusten las páginas en general, un operador del sitio paga alrededor de 1,000 dólares. Sin embargo, con el mismo presupuesto, también podría apuntar a los usuarios y reproducir 1,000,000 de impresiones dentro de una audiencia relevante y, por ejemplo, llegar a 450,000 usuarios únicos que podrían conocer el nuevo producto. ¡De esta manera, el dinero se invertirá más efectivamente!

El número total de seguidores es (casi) insignificante. No se logran objetivos comerciales relevantes con el aumento. Por el contrario, las marcas deberían pensar más bien: ¿el target al que se debe llegar coincide con los seguidores existentes? ¿Cuántos de los seguidores son realmente clientes? ¿Cuántos seguidores podrían convertirse en clientes en el futuro?

Los especialistas en marketing y los operadores de sitios deberíamos definir objetivos comerciales claros, por ende, alinear las campañas. Cualquiera que esté lanzando una nueva marca o producto debe estar atento al conocimiento y al alcance de esta. Si, los usuarios deben estar convencidos de un producto o se les debe proporcionar más información al respecto, las vistas de video o el tráfico a su propio sitio web son métricas relevantes.

El engagment como métrica es muy adecuado para las empresas que generalmente desean una mayor interacción con su comunidad. Sin embargo, cuando se trata de aumentar las ventas en línea, se debe intentar medir el éxito directamente sobre la base de las conversiones.

Ya sea que se llamen likes de la página o suscriptores: no está mal tenerlos. Sin embargo, usarlo como una meta o métrica para el éxito corporativo digital o incluso general no tiene mucho sentido.

WhatsApp chat